martes, marzo 30, 2010

Más que un efecto PLACEBO

Un placebo puede ser definido como una sustancia inactiva que produce efectos fisiológicos y psicológicos aún no explicados por la medicina. Eso es todo lo que conocía de esa palabra, no la relacionaba con música pero Placebo también es un rock alternativo y del bueno.

Si hablamos de Placebo, hablamos de una banda de trabajo sostenido y silencioso, que ha conseguido el favoritismo primero en Inglaterra y luego en el mundo. Es de esas propuestas temerarias que apelan a las figuras ambiguas, a las capas de maquillaje, pero sobre todo a una carrera consecuente para producir un rock que encadena y enamora a quien lo escucha con verdadera atención. La banda conformada por Brian Molko (voz y guitarra), Stefan Olsdal (Bajo) y Steve Forrest (batería) tiene un sonido distinto a otras agrupaciones y se debe, entre otras cosas, a la voz de Molko que es inconfundible, te enciende y te deprime con la misma intensidad.

Mi primer encuentro con Placebo fue en Chile, un concierto en el 2007 al cual asistí casi por obligación. El estadio era San Carlos de Apoquindo en las Condes. Mi ubicación en la tribuna, sumada a mi ignorancia musical acerca de este grupo, me hacía presagiar la más aburrida de mis noches en Santiago, pero reconozco que me equivoqué y mucho. Me encantó la voz del cantante y su look raro, la música parecía buena y me logré contagiar de la pasión de los seguidores. Terminó el concierto luego de dos horas aproximadamente, caminé casi una hora hasta coger un taxi y mientras andaba por esas desconocidas calles determinaba mis próximas acciones en Lima: Coger la computadora y descargar todo lo posible de Placebo.

Llegué a Lima y cumplí con lo que apunté como tarea, descargué canciones de todos los discos y navegué por sus vídeos, me convertí en fan sin quererlo. Mi MP4 está lleno de sus canciones desde ese día y descubrí que hay mucha gente que los sigue. Nébula y Estigma son los templos donde de vez en cuando su música ilumina las noches y extraños personajes bailamos solos y libres mientras suena Special K o Bitter End.

Ahora Lima es considerada dentro de las capitales donde Placebo dará conciertos en el marco de su gira sudamericana 2010. El concierto será en el Monumental, a mi parecer un malísimo escenario pero no podemos exigir más porque carecemos de espacios adecuados para conciertos que nos garanticen una buena acústica. La venta de las entradas es una realidad y para completar la expectativa hace poco Stefan y Steve mandaron un mensaje al Perú recordando la fecha del concierto.

Los que me leen y aún no los han escuchado nunca es tarde, descarguen sus canciones y escúchenlos con paciencia, entren a You Tube y naveguen, pueden encontrar joyitas de la agrupación, verán que tan pronto se sumerjan en su música no podrán salir, parecerá que todo está mejor alrededor, el efecto Placebo le dicen.