martes, febrero 26, 2013

Internet: ¿A favor o en contra de la educación?



Su utilización con fines educativos es un campo abierto a la reflexión y a la investigación

La tecnología del siglo XXI promueve el  intercambio de información constante en todo el mundo y para ello Internet es la autopista por donde esa información llega a nuestras manos. Es imposible concebir una educación ajena a estos avances, que a su vez también exigen cambios en los paradigmas y en las metodologías de enseñanza.

Las tecnologías de la información y comunicación (TIC) ampliaron su uso gracias al Internet pero es el plano educativo el que adquirió grandes avances y retos. Las TIC se basan en la información y han transformado al receptor, antes pasivo, a un ejecutor activo que decide la secuencia de la información, calidad, cantidad e investiga y profundiza en la información de su interés.



La Educación y la tecnología

Pensar en tecnología educativa nos hace imaginar poderosas PCs, pizarras inteligentes, intranets educativas, tablets pero porque no imaginar un lapicero, un cuaderno que también fueron importantes avances tecnológicos en su momento. El Internet en esa misma línea es un recurso educativo valioso que necesita ser encaminado en las labores pedagógicas diarias y medido para valorar su real impacto.


Las TIC ampliaron su uso gracias al Internet

Las estadísticas muestran que no muchos padres y docentes saben utilizar o moverse por la red. Para una navegación segura de los menores es necesario que los adultos conozcan el medio, tener conciencia de los beneficios que tiene Internet y de los riesgos que conlleva.

Teresa Diaz, pedagoga especialista en TIC opina que el acceso a Internet rentabiliza el  proceso educativo “Acceden de forma inmediata a una gran variedad de conocimientos. Esto revoluciona y sobre todo, rentabiliza el proceso educativo, ya que el adulto puede dejar de ser un transmisor de conocimientos para dedicarse a ser un guía de acompañamiento y quien les ayuda a sacar el máximo provecho de esta nueva forma de adquirir conocimientos”.




Internet no es perfecto

Es fundamental que el adulto que sigue la educación del niño tenga un manejo más o menos alto de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. En la red hay cientos de páginas dirigidas a niños y adolescentes no sólo de actividades educativas, de juegos y entretenimiento pero también existe contenido nocivo contra el que hay que estar prevenidos.

Todo uso en exceso puede crear riesgo de adicción y aislamiento sobre todo en casos de niños que tienen síntomas de problemas de socialización, el peligro por la existencia de contenidos nocivos e inexactos o poco fiables es constante y el fácil acceso de desconocidos a la de los niños es real. Los adultos deben comentar estos riesgos con los niños para minimizar el efecto sorpresa.

La guía de los docentes es imprescindible

Las posibilidades de la Internet como medio de comunicación es conceptualizarla como un conjunto de "herramientas" y de "espacios" en los que comunidades de seres humanos con intereses comunes interactúan e intercambian información y donde coexisten espacios para la comunicación síncrona y asíncrona, para la interacción y la actividad social, para la información, para la distribución y búsqueda, para la educación y la formación.

El acceso a Internet ha dejado de ser una cuestión sólo material: es también simbólica, cultural o cognitiva. Incluye la posibilidad de apropiarse de contenido, pero cada vez más la de producirlo, en colaboración con otros usuarios. La relación entre tecnología y educación se hace más patente y necesaria. La Web, como plataforma, y los nuevos medios, ofrecen numerosos recursos para enriquecer el trabajo en el aula e incorporarse a las nuevas tendencias de la Web y convertirse en productores para ello los usuarios deben contar con competencias básicas, las más básicas tal vez, de la formación escolar: la lectura y la escritura.